destete

Difícilmente alguien en el mundo se resiste a acariciar a un gatito pequeño, a menos que tenga alguna alergia o, ¿acaso no te parecen adorables estas bolitas de pelos con orejas?

Estos pequeños amigos que apelan a nuestra ternura también requieren de cuidados, sobre todo después del destete y aquí te diremos algunas medidas que deberás tomar respecto a su alimentación.

Ya sea que hayas adoptado a un gatito o que tu gata adulta haya tenido una camada de pequeños amigos peludos, debes saber que a partir de que tu minino cumpla las 4 semanas de vida, su madre dejará de darle leche, lo que obligará al gatito a buscar su propio alimento. Es a esta edad cuando el gato bebé ha adquirido la inmunidad necesaria para poder consumir alimentos sólidos y dejar de depender de la leche materna, además de que ya habrá aprendido las habilidades necesarias para valerse por sí mismo, al menos en un ambiente seguro como el hogar.

Algunos gatos tardan un poco más en ser destetados de la madre, pero ya entre las 6 y 8 semanas de edad, tu minino se encontrará más que listo para explorar el mundo culinario, por ello debes tomar en cuenta  el brindarle una alimentación balanceada, completa y rica en nutrientes.

Si notas que tus gatitos están comenzando a dañar las mamas de su madre no pierdas más tiempo y comienza la transición, ya que algunas madres continúan brindando alimento a sus hijos a pesar de que estos comiencen a causar laceraciones en su piel.

Para comenzar el proceso de destete busca un sustituto de leche para gato, este producto lo podrás encontrar en cualquier tienda de artículos para mascotas, incluso en supermercados. Recuerda que la leche que consumimos nosotros puede ocasionar diarrea y problemas estomacales en los gatitos, así que evita su uso. Ahora sí, coloca un plato de agua y un plato que sea plano, preferentemente, en donde quieras que sea el lugar de alimento del gatito, y en otro sitio coloca una caja de arena para que realice sus necesidades. Y, finalmente, ten mucha paciencia.

Existen alimentos comerciales preparados especialmente para gatitos en proceso de destete, estos preparados son muy recomendables debido a su textura y contenido líquido que coadyuva a la digestión. 

Si por alguna razón tu cachorro no quiere ir a comer su comida sólida, puedes recurrir a uno de estos alimentos especiales, untándoles un poco de estos en su pequeño hocico para que se lama y pruebe el sabor, ya que reconozca el delicioso sazón de este preparado, deja que te siga mostrándole los dedos y conduciéndolo a su respectivo recipiente de alimento. También puedes acercarle tu mano con alimento para tentarlo a probar su nueva comida ahí mismo o realizar el proceso anterior con el sustituto de leche. En cuanto el gatito pruebe sus nuevos manjares no habrá marcha atrás.

El proceso de transición del destete a la comida sólida debe darse preferentemente con alimento ablandado con agua tibia, sobre todo si notas que al gatito le cuesta algo de trabajo masticar y deglutir. Recuerda que en esta etapa, el cachorro crecerá rápidamente, por lo que deberás alimentarlo entre dos y tres veces al día. 

Debes estar muy pendiente de su alimentación, ya que algunos gatitos pueden comer en exceso si es que le has dado una porción mayor a la que requiere su pequeño cuerpo. Por otro lado, siempre debes mantener su comida en un recipiente adecuado, ya que puede perder su sabor y propiedades si es que la dejas al aire libre a temperatura ambiente.

Es importante destacar que el proceso del destete no es inmediato y puede llegar a durar hasta 6 semanas dependiendo de cada gatito, nunca fuerces este proceso si el gatito y la madre aún no están preparados, porque si llegaras a separarlos tu pequeño amigo podría desarrollar traumas que le impedirán socializar adecuadamente en un futuro no muy lejano, así que piénsalo dos veces si no quieres convertir a tu gato en un animal asustadizo y/o agresivo.